sábado, 12 de marzo de 2011

¡BUEN REMEDIO, LA RISA...!

 ¡¡¡Por qué los hombres son felices!!!

Conservan su apellido.

El garaje es todo suyo.

La preparación de la boda se hace  sola.


El chocolate es algo que pueden comer.


Nunca quedan embarazados.
 

Los mecánicos les cuentan la verdad.
 

El mundo es su orinal.
Nunca tienen que conducir hasta la próxima estación de servicio porque en ésta estén los baños sucios.
Las arrugas añaden carácter.
 

La gente nunca les mira los pechos cuando les están hablando.
 

Los zapatos nuevos no les destrozan los pies.
 

Las conversaciones telefónicas duran 30 segundos.
 

Unas vacaciones de 5 días necesitan sólo una maleta.
 

Pueden abrir todos los frascos.
 

Si alguien aparece en una fiesta con su misma ropa, puede llegar a ser su amigo.
 

La cera caliente nunca se acerca a una zona peligrosa.
 

Pueden comer una banana o un helado en lugares públicos tranquilamente.
 

Pueden ver televisión con un amigo, en total silencio por horas sin pensar *Debe estar enojado conmigo*.
 

Si alguien se olvida de invitarle a algún lado todavía puede ser su amigo/a.
 

Su trasero no es un factor en entrevistas de trabajo.
 

Su ropa interior cuesta $ 30 en pack de tres.
 

Tres pares de zapatos son más que suficientes.
 

Son incapaces de ver arrugas en su traje.
 

Todo en su cara permanece en su color original.
 

El mismo peinado les dura años, quizás décadas.
 

Sólo tienen que afeitarse la cara.
 

Pueden jugar con juguetes toda su vida.
 

Una cartera y un par de zapatos, un color para todas las estaciones.
 

Pueden llevar pantalones cortos independientemente de cómo luzcan sus piernas.
 

Pueden 'hacerse' las uñas con una navajita de bolsillo.
 

Pueden escoger si quieren dejarse bigote.
 

Pueden comprar los regalos de Navidad para 25 parientes, el 24 de diciembre, en 25 minutos.
 

Además de la panza , siguen comiendo igual

Lo peor de todo, es que es cierto... Ja,Ja,Ja

Enviado por Mabel Ramos

********
Un agente de tránsito detuvo a una señora de edad avanzada, y le dijo:

 "¡Señora! iba usted a exceso de velocidad! ¿se dio cuenta?"


La mujer se libró de la multa cuando le contestó:
"¡Por supuesto! ¡Tengo que llegar antes de que se me olvide a dónde voy!"
Enviado por U. Bonifacino

********

Las ruedas de la vida 
Enviado por Masu



FIN DE LA REVISTA Y-Letrad@s Nº 16

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada