sábado, 12 de marzo de 2011

La Historia Según... Eva

CURAÇAO

El 10 de octubre de 2010 una fecha para recordar


San Martín y Curazao nacen como territorios autónomos dentro del Reino de los Países Bajos, que aún mantendrá alguna tutela sobre ambas naciones tras la disolución de las Antillas Holandesas.

En el siglo XVII, Holanda colonizó seis islas al otro lado del Océano Atlántico, en el área del Caribe: Saba, Sint Eustatius y San Martín situadas al este de Puerto Rico, y Aruba, Bonaire y Curaçao frente a las costas venezolanas.


En un principio, las Antillas Holandesas sirvieron para el comercio de esclavos; actualmente son esencialmente conocidas como destino turístico, con una floreciente industria en este sector.




El primer paso serio hacia la descolonización tuvo lugar en los años 50, cuando se concedió a las Antillas su autonomía política.

Durante los 1980, Aruba pasó más o menos a ser un país independiente. Sin embargo las otras cinco islas siguieron como “las Antillas Holandesas”; parte del Reino de los Países Bajos, pero distanciadas de la autoridad de La Haya. Tras años en busca de la relación ideal, se ha conseguido el acuerdo sobre una nueva estructura política.

La isla fue descubierta en 1499 por el español Alonso de Ojeda.

Fue Colonia Española hasta 1634.  

Desde fin del siglo XVII hasta inicios del XIX, cambió frecuentemente de dueño entre los ingleses y los holandeses, sufriendo incluso algunos ataques franceses quienes se llevaron importantes riquezas; sin embargo, a partir de 1815 la isla perteneció a Holanda. 

Desde febrero de 1966 es un estado independiente.



La ciudad de Willemstad se caracteriza por ser un gran ejemplo de la arquitectura colonial neerlandesa en el Mar Caribe, donde su área histórica, centro y puerto, fueron declarados por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad en 1.997.


Es una isla poblada por numerosos grupos de inmigrantes, en la que conviven personas de más de cincuenta nacionalidades, y es ideal para vacacionar, pues el turista encuentra hermosísimas playas (38 bellos lugares a elección), lugares de prácticas deportivas náuticas, arrecifes, restos de naufragios, un Parque submarino, flora y fauna variada y agradable recibimiento.

La isla posee en su interior una Reserva Natural de alrededor de 26 kilómetros cuadrados, el Parque Nacional Christoffel de18 km2, un acuario marino, una granja de avestruces, y mucho más.

El Parlamento del país Curazao cuenta con 21 senadores, y el Consejo de Ministros está formado por nueve ministros, en donde Gerrit Schotte es el Primer Ministro.

Existen varias leyendas que nos cuentan del origen de su nombre. 

Una de ellas relata
 
Cuando llegaron buques procedentes de Portugal sus marineros padecían de escorbuto, al establecerse en la isla se alimentaban de los frutos frescos que en ella se daban, pronto curaron por lo cual asombrados y agradecidos decidieron llamar dicho territorio “Ilha da Curaçao”, que significa Isla de curación.

Otra transmite: Cuando llegó Américo Vespucio se asombró de la estatura y la corpulencia de los arawakos, entonces la llamaron “Isla de los Gigantes”.

Sin embargo 20 años después apareció el nombre de “Curaçao” en un mapa portugués, que dicho sea de paso eran los mejores cartógrafos de la época.

La Revista Y-Letrad@s se complace en decir bienvenidos hermanos San Martín y Curaçao en su nuevo inicio como estados independientes y autónomos.



Fuentes varias Internet


Georgina Elena Palmeyro
Prof. Teología y Antropología Social y Religiosa
y.letradas@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada