viernes, 30 de julio de 2010

POESÍA LIBRE

SOLEDADES






Hay soledades infames
que arañan el poderoso corazón
del leñador en el bosque
a su triste hora de dormir.

Soledades malvadas
que graznan y aletean felices
cuando el noble peregrino del alba
encuentra a su ídolo colgando muerto
con los pies de barro. 

Y soledades crueles
como la de mi alma extraviada
vagando por el inconmensurable universo
en busca de mi amor.


Ian Welden

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada