lunes, 1 de febrero de 2010

CIENCIA

LO QUE NOS DICE EL ADN

Un cráneo almacenado a temperatura ambiente, y solo una muestra carbonizada de este cráneo, (el fuego y la temperatura ambiente son algunos de los grandes enemigos para obtener evidencia de ADN), obtuvo Nick Bellantoni, arqueólogo y especialista en huesos; esta muestra motivó el trabajo del laboratorio de la universidad en Storrs, Connecticut (noreste) y a Linda Strausbaugh, directora del centro de genética aplicada, de esta universidad.


Del ADN se extraen las características genéticas que permiten establecer la identidad de una persona, su ascendencia o descendencia. Se encuentra el ADN a través del cuerpo de todo ser vivo, es un tipo de ácido nucleico, una macromolécula que hace parte de todas las células de forma idéntica, tanto en la sangre como en la piel, los huesos, y demás tejidos.


La unidad fundamental, física y funcional de la herencia se denomina gen (secuencia lineal organizada de nucleótidos en la molécula de ADN). La información contenida en los genes (genética) se emplea para generar ARN y proteínas. La información contenida en el ARN se interpreta usando el conjunto de normas (código genético), por las que la información codificada en el material genético (secuencias de ADN o ARN) se traduce en proteínas (secuencias de aminoácidos) en las células vivas.


Gracias a poder leer el ADN, profesores de la Universidad de Connecticut afirman que los estudios muestran que el cráneo en mención pertenecía a una mujer, entre 20 y 40 años.



El fragmento, con un agujero de bala, y carbonizado de este cráneo fue exhibido por primera vez en el Archivo Federal de Moscú en 2000, como un trofeo de guerra único que enorgullecía a los rusos, porque fue usado para sustentar la teoría del suicidio de Adolfo Hitler. Según la hipótesis, Hitler tomó cianuro y se disparó, en Berlín, cuando las tropas soviéticas se acercaban, en 1945.


El interior del fragmento de hueso, no estaba quemado y permitió que los estudiosos obtuvieran las cantidades necesarias que están dentro de la gama que deben tener las muestras de ADN para determinar una identidad, explico Linda Strausbaugh:

"Lo que el ADN, de este fragmento de hueso, nos dijo es que era una mujer". La revelación es divulgada en un nuevo documental titulado 'El escape de Hitler', que relanza la idea de que el líder nazi podría haber escapado de Berlín. Strausbaugh aclara que sus análisis no prueban nada sobre la suerte de Hitler, sólo que el cráneo atribuido a él, perteneció a otra persona.


Según Christopher Browning, historiador sobre el Holocausto y profesor de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, los historiadores no se basan solo en el relato de las tropas soviéticas, para determinar que Hitler murió en su búnker.


Las reliquias podrían contar su historia, si se obtuvieran más muestras de ADN de miembros de la familia de quienes murieron en el búnker.


Por Dome


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada