martes, 5 de octubre de 2010

CULTURA

EL CRISTAL DE MURANO

El cristal de Murano es un producto artesanal de Italia, y en sus creaciones se refleja la belleza del arte de soplar vidrio.



Según fragmentos arqueológicos el cristal se fabrica desde siglo VII en la Isla de Torcello y en la Isla de Murano.

Con la publicación proclamada por el Doge Tiepolo en el 1291, la Isla de Murano fue declarada verdadera área industrial y se transformó rápidamente en la capital mundial de la producción de Vidrio.

El Doge era representado por “un Podestá” unido a una Junta Popular. Entre otros privilegios que fueron asignados a los habitantes de la Isla se recuerda sobre todo la extraordinaria concesión que las familias muraneses tenían de emparentar con los nobles venecianos. En el siglo XIV, se les permitió usar espadas.

Como en el proceso de soplar el vidrio inhalan gases venenosos que emanan de los minerales que emplean, el trabajo se realiza solo por hombres que se retiran del trabajo pasados 25 años.

Los vidrieros de Murano fueron pronto los ciudadanos más prominentes de la isla.
 
El oficio era protegido por sanciones que prohibían la práctica a todos aquellos que no estaban en el registro del arte y a las personas que querían transferirse al extranjero, a pesar de ello muchos emigraron de Murano, abandonaron Italia y abrieron talleres en otros países europeos. Cada país desarrolló su propia façon de Venise adaptando el modelo veneciano a las formas y decoraciones de preferencia propia, ya que todos los fabricantes de vidrio de Europa intentaban copiar las técnicas, materiales y decoraciones de los venecianos. La información se difundió a través de las propias piezas, del libro El arte del vidrio (1612) de Antonio Neri y de los sopladores de vidrio veneciano.

En el siglo XVII la influencia italiana desapareció al surgir nuevos métodos en Alemania e Inglaterra para fabricar vidrio.

Concentrada en la isla de Murano, la industria veneciana dominó el mercado europeo hasta el año 1700.

Los vidrieros de Murano llevaron a cabo un monopolio en la fabricación del vidrio de la calidad por siglos, desarrollando o refinando muchas tecnologías incluyendo cristalino cristal, el cristal esmaltado (smalto), cristal con los hilos de rosca del oro (el aventurine), multicoloured el cristal (millefiori), cristal de la leche (lattimo), y piedras preciosas de imitación hechas del cristal.

Actualmente, los artesanos de Murano aún emplean estas técnicas centenarias, haciendo todo a mano, el arte y de la joyería contemporánea del cristal a los chandeliers de Murano y a los tapones de cristal para vino.
Lo que hacía única el arte de Murano, era que se utilizaba sílice puro extraído de guijarros de cuarzo locales. La arena es un elemento peculiar para la realización de un producto de vidrio de calidad, y Venecia tiene arena de calidad en sus costas.
El vidrio es el resultado de muchos elementos mezclados: no sólo la arena constituye su elemento más importante, sino que contiene también sodio, carbonato de calcio, nitrato de sodio y arsénico. Hay, después, otras sustancias que se utilizan para colorear.
Una característica peculiar del vidrio es su manera de solidificar: necesita 1400°C para fundir y una temperatura de 500°C para mantener la fluidez obtenida.





El Museo Vetrario o Museo de cristal en el Palazzo Giustinian, lleva a cabo exhibiciones de la historia de la fabricación del vidrio así como las muestras de cristal que se extienden a partir de épocas egipcias hasta hoy.

Fuente: Internet
Por Georgina Palmeyro
Prof. Teología y Antropología Social y Religiosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada