martes, 5 de octubre de 2010

CIENCIA

Un “caballo de Troya” biológico ataca células cancerosas desde su interior.

Esta noticia puede considerarse como de verdadera ciencia humanística, ya que hace un inteligente movimiento hacia atrás, para retomar una mejor manera de atacar este mal realizando una preparación específica para cada paciente y su particular alteración. Esperamos que el mal, esta vez caiga en la trampa.

La noticia dice: 
 
El equipo de Yoav Livney creó el sistema uniendo ácido fólico y un fármaco anti cáncer a un extracto de alerce, un árbol abundante en los inmensos bosques boreales de Rusia y Canadá.


Ciertas células cancerosas producen de 10 a 100 veces más receptores de foliato que las células sanas. Estos receptores capturan el ácido fólico, el cual es necesario para el crecimiento y división veloces de las células cancerosas. Por consiguiente, los investigadores usaron el ácido fólico como cebo para el ataque selectivo contra las células cancerosas.

Una vez que el ácido fólico se une al receptor, se activa un proceso mediante el cual la membrana celular se pliega hacia dentro de la célula, creando una "burbuja" (organela) llamada endosoma. Eso lleva a una fase en la que intervienen lisosomas, los cuales contienen enzimas que actúan como sistema digestivo celular.

El proceso acaba llevando a la liberación del fármaco anti cáncer sólo en el lisosoma, porque no hay enzimas equivalentes en la sangre que puedan degradar este péptido específico.

Se espera que esta técnica sea especialmente eficiente contra el cáncer de ovario, el de riñón y el de útero, que se caracterizan por la alta producción de receptores de ácido fólico.

En el futuro, este nuevo sistema de inyectar medicamentos podrá liberar simultáneamente varios fármacos contra el cáncer, cuya combinación sinérgica, hecha a la medida de cada paciente y tumor, podría llevar a una erradicación óptima de las células malignas.”
 
Seleccionado por Eduardo Leira

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada