domingo, 30 de mayo de 2010

POESÍA LIBRE

Alma de Avellana

He estado observando
a los pájaros livianos
y halcones magistrales
que de vez en cuando pasan
surcando mi cielo
Y he visto a las garzas
tan dueñas del espacio
y tan blancas y sutiles
como el alma de un niño
He trajinado en los poemas
y en las antiguas canciones
Viejos sentimientos
Gotas de lluvia serena

Y el cartero que no llega
Y la princesa enmudecida

He recordado cariños y amores
nostalgias, señores
Lágrimas que un día cayeron
cosas que no se dijeron
He visitado mi patio esta tarde
y advertí un pequeño grano
de arena, en secreto, escondido
Y qué fuertes me parecieron
las raíces del noble Aromo
que afirman mi muro y mi tierra
He pensado en tanto tiempo vivido
y en tanto recogimiento impuesto
Tan tajante manera
de ahuecarme la vida
He sufrido los silencios
y la lluvia que se tejía y colaba
en los pobres hogares , yo sabía
en inviernos de lata y madera
y yo en mi fogata encendida
muy lejos de todo epicentro

Y el cartero que no llega
Y la princesa enmudecida

Y aún me veo aquí
delante de ustedes
sujetando mis letras, conciente
y de emociones rebasada
imprimiendo en papel blanco
como blanca esa garza
que vi en el cielo
esta tarde de existencia vestida
Y te he visto a ti…
un poema en la playa
y un par de emociones
Lujos: el sol y la arena,
olas que golpean cantando
en el fondo de mi alma de avellana


Maritza Álvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada