domingo, 30 de mayo de 2010

¡BUEN REMEDIO, LA RISA!


  • “Papá, ¿por qué te casaste con mamá?” 
  •  -Ay, hijo... ¿¿tú tampoco puedes entenderlo??
**************************************************************************
  • El marido llega a su casa al amanecer, su mujer lo espera en la puerta, está borracho y con manchas de lápiz labial.
        “Supongo que hay una razón para que llegues a las seis de la mañana...” -le reprocha la mujer.
         A lo que el marido contesta:
       - Sí, ¡el desayuno”.
*************************************************************************
  • “Sabes querido, cuando hablas me recuerdas al mar”…
      “¡¡¡Qué lindo, mi amor!!! No sabía que te impresiono tanto…”

       “¡Claro que no me impresionas...! ¡¡¡Me mareas!!!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada