domingo, 30 de mayo de 2010

El Escritor del Mes

Nuevamente no fue



Allí estaba, como todos los días parado bajo el viejo farol de la esquina. Sabía que hoy era el día, ensayó las palabras una y otra vez.
Cerrando los ojos, se veía ya con ella, sentados bajo un viejo árbol de la plaza, acompañados por el silencio de la noche, mientras le hablaba de su amor.
El viejo colectivo paró puntualmente en la esquina, bajó vestida de blanco como una princesa, pasó indiferente ante él como siempre lo hacía, mientras él no podía articular palabra. Una vez más, no pudo decirle cuanto la amaba. 


De: Juan Abel Angélico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada