viernes, 30 de abril de 2010

CIENCIA

Éxito del Gran Colisionador de Hadrones

El éxito de las colisiones en el LHC inaugura los nuevos descubrimientos de la física. 

El descubrimiento de la misteriosa materia oscura del Universo, la confirmación de la existencia de una supersimetría entre las partículas y el hallazgo del escurridizo bosón de Higgs son algunos de los enigmas de la Física que podrían resolverse en los próximos dos años gracias al éxito alcanzado por el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, en la frontera franco-suiza. En las exitosos experimentos recientes, dos haces de protones han colisionado en el LHC a 7 teraelectronvoltios (TeV), la mayor energía alcanzada jamás en un acelerador de partículas. En la naturaleza esto pasa todo el tiempo con los rayos cósmicos, pero esta es la primera vez que esto se hace en el laboratorio.

Con el LHC se abrirán nuevas vías de comprensión de la naturaleza”
Ha dicho Teresa Rodrigo (Lérida, 1956), catedrática de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la Universidad de Cantabria e investigadora del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), quién trabaja ahora en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, cerca de Ginebra. La científica fue nombrada presidenta del Consejo de Colaboración del detector CMS.

El próximo futuro 
 
"Muchas personas han esperado mucho tiempo para este momento, pero su paciencia y dedicación comienzan a rendir fruto", expresó Rolf Heuer, director de la Organización Europea de Investigación Nuclear (conocida como CERN, por las siglas en francés de su nombre original), en Ginebra.

Normalmente, los aceleradores de partículas súper refrigerados cierran varios meses al año para mantenimiento de rutina, pero la CERN operará el LHC de manera continua durante dos años, luego cerrará por cuatro meses, y al ser reabierto, en 2013, será operado al doble de los niveles actuales de energía para producir colisiones a un máximo de 14 BeV.

"Al comenzar a largo plazo y concentrar las preparaciones para colisiones a 14 BeV en un solo cierre, incrementamos el tiempo global de operación en los próximos tres años, lo cual compensa el tiempo perdido y da oportunidad de que los experimentos logren su objetivo", explicó el doctor Heuer.

John Womersley, del Consejo de Instalaciones de Ciencia y Tecnología, que financia las aportaciones británicas al CERN, señaló que lograr colisiones a 7 BeV marca el principio de una nueva era en la investigación en física. “El LHC se propone explorar la naturaleza del universo momentos después del Big Bang, y elevaría nuestro entendimiento de cómo fue creado, cuáles fueron sus componentes y cómo evolucionó”, señaló el profesor Womersley.

En los próximos dos años esto podría conducir al descubrimiento de una nueva ley de la física llamada supersimetría, la cual podría explicar la materia oscura que parece dominar el universo, e incluso al descubrimiento de la elusiva partícula llamada bosón de Higgins, añadió.

Seleccionó Eduardo Leiria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada