lunes, 29 de marzo de 2010

LEYENDAS

La Rana y el Feng Shui

El Feng Shui, como otros rituales más conocidos para obtener el favor de nuestro planeta o una verdadera armonía con éste, se está haciendo conocido desde hace algunos años también en occidente. Como cualquier disciplina que incorpora rituales y una sofisticada cantidad de símbolos, causa asombro a quienes nos asomamos a su elaborada mística, pero no debería ser así ya que es también un tema milenario, que como otros ha estado creciendo y transmitiéndose a través de los siglos. Ha incorporado gran cantidad de símbolos y les ha otorgado un significado práctico, tal como el Dragón, el Tigre, el Fénix y también la Tortuga, pero son muchos más.

Por eso no nos extrañamos de hallar a la Rana... ella ocupa su lugar entre los símbolos y es interesante leer sus leyendas asociadas.


Una de ellas nos cuenta que la esposa de uno de los Ocho Inmortales fue convertida en rana de tres patas como castigo a su avaricia: por eso mismo está siempre con una moneda en la boca. Chan Chu sale todas las noches a recolectar monedas, por lo cual se la puede ubicar cerca de la puerta, mirando hacia dentro o hacia fuera pero siempre en diagonal y nunca directamente enfrentada a la misma (porque en este último caso saldrá de la casa y ya no volverá). Deben colocarse en el suelo, dentro o fuera de la casa, pero no en muebles altos pues entonces no podrá saltar y salir de la vivienda para cumplir su misión. También pueden estar en la dirección Sheng Chi de cada uno o en forma más general, al Sudeste.


Recopiló: Eduardo Leira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada