viernes, 17 de junio de 2011

La Historia Según... Eva

LA ROSCA DE PASCUA

En la antigua Roma Imperial se celebraban fiestas en honor a Saturno, dios de la agricultura, en las que se le agradecía y se pedía por la generosidad de la tierra. Para esta festividad se elaboraban unas tortas redondas hechas con masa leudada rellenas con higos, dátiles y miel.

Según algunos la tradición de la Rosca de Pascua proviene de esta celebración.
Otros opinan que la Rosca de Pascua nació en Italia, más precisamente en Bolonia, con el fin de complementar la tradición del huevo de pascua.
 
Una historia se remonta al año 476, cuando un rey bárbaro había sitiado la ciudad de Pavia, en Italia. En ese lugar, un humilde pastelero preparó un postre con forma de paloma para la Pascua, símbolo de paz y amor y se lo regaló al monarca. Tan conmovido quedó el rey, que en prueba de amistad levantó el sitio de la ciudad y liberó a la población. 

Sea cómo sea, los reposteros italianos retomaron estas tradiciones antiguas nunca perdidas del todo para "competir" con la también antigua tradición del huevo.

Para su confección utilizaron productos simples: leche, huevo y harina.
Con el correr del tiempo, fue cambiando la forma del postre, hasta llegar a la rosca tan conocida, que representa con un anillo el amor y la amistad que unen los pueblos.

Cada país fue creando su propio pan de pascua, agregando ingredientes, cambiando cubiertas, y así llegan a nuestros días propuestas de roscas rellenas con distintas variedades de cremas, roscas almendradas, roscas de chocolate o con frutas y con un nombre local: 

Mona de Pascuas (España),
Kulich (Rusia),
Ostertorte (Alemania),
Colomba (Italia),
Pan de Pascua (Chile),
Roscón Pascual (México),
Rosca de Pascuas (Argentina), cubierta con crema pastelera, fruta confitada y azúcar granulada son algunos ejemplos que se unifican en una misma tradición.

Distintas decoraciones, variadas formas, pero el símbolo es siempre el mismo: representar la unidad familiar y el concepto de continuidad, de volver a comenzar cada año, el renacer eterno, la Paz y la Luz entre los pueblos.
Ver en este mismo número: Cocina lo que Gustes
Por Georgina Palmeyro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada